Un helicóptero y 350 personas esperan sofocar el fuego de zona de Pinos esta jornada

Según el primer informe oficial de este martes, el incendio forestal en la zona de Pinos, ha consumido entre 90 y 95 hectáreas de bosques y pastizales dentro de la cordillera de Sama. Se espera que el día de hoy se pueda sofocarlo totalmente a través del trabajo coordinado de 350 personas que atacarán el fuego desde el suelo en la montaña junto al apoyo aéreo de un helicóptero bombero.

“Estamos entrando a la tercera jornada de lucha contra el fuego y gracias a bomberos, funcionarios militares, gente del Sar de Sur y del Municipio, todos capacitados contra incendios forestales, más el apoyo del helicóptero que atacará el fuego en zonas de poco acceso para los que van a pie, esperamos poder controlar el fuego en esta jornada, siempre y cuando los vientos y el clima también colaboren”, ha declarado el alcalde Rodrigo Paz esta mañana antes de dirigirse a la zona donde se emplazó el helipuerto cerca del incendio.

Ayer el difícil acceso al terreno montañosos y los vientos huracanados que llegaron hasta 100 kilómetros por hora en la zona, imposibilitaron el control total del incendio. Ahora se tiene un aproximado del 30% de fuego en comparación a ayer por la mañana. Sin embargo, este porcentaje pudo incrementarse por las inclemencias del tiempo en horas de la noche.

“Ayer se pudo controlar el fuego en el flanco izquierdo en la zona de Pinos Sud,donde solo  quedaron unos pequeños focos de calor, por lo que llevaremos 150 personas a esta zona  para poder sofocarlos hasta media jornada y así despreocuparnos por este flanco, en el lado derecho es donde tenemos más problemas debido al difícil acceso pero con la llegada del helicóptero esperamos contenerlo todo en este martes”, ha explicado el director regional de defensa civil, Javier Gallo.

Noventa personas escalarán la montaña por el flanco derecho para poder atacar el fuego en la parte con mayor dificultad de acceso en la zona de Pinos Norte.

El helicóptero que se encuentra en Tarija desde las 18:00 de ayer lunes es un helicóptero modelo Súper Puma con capacidad de carga de hasta 2.000 litros de agua y una amplitud de vuelo con esa carga de una hora y media.

Por esta razón desde primeras horas de esta mañana se está habilitando una piscina de agua cerca del helipuerto con capacidad de 5.000 litros que permitirá facilitar la toma del agua y rápido ingreso a la zona de fuego para realizar las descargas.

“En primera instancia se realizará un sobre vuelo a la zona de impacto del fuego para ver cómo se atacará de forma simultanea tanto desde tierra como desde aire, para que desde el segundo vuelo ya se lleve agua y se pueda descargar en la zonas que no tiene acceso para los equipos terrestres”, ha explicado el encargado de logística de la IV Brigada Aérea, Pablo Rojas.