Trump continúa pulso comercial con los aliados

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo el martes su pulso comercial con los aliados más estrechos de Washington, al asegurar que no puede permitir que sigan aprovechándose de su país.

Aunque insistió en que tiene una buena relación con Justin Trudeau, justo días después de desbaratar una cumbre del G-7 de la que el primer ministro canadiense fue anfitrión, Trump volvió a cargar contra él, afirmando que Estados Unidos tiene un gran déficit comercial con Canadá y que es necesario “algo de equilibrio”.

Los comentarios de Trump tras la cumbre histórica celebrada en Singapur con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, fueron los más extensos realizados por el mandatario sobre el asunto desde que tuiteó que Trudeau fue “muy deshonesto y débil” y elevó la posibilidad de imponer aranceles a las importaciones de autos.

“Cada uno de estos países se está aprovechando virtualmente de nosotros”, indicó Trump en una conferencia de prensa el martes. “Miren, los países no pueden seguir aprovechándose de nosotros en comercio”.

En la conferencia de prensa, Trump explicó una fotografía de la cumbre del G-7 que se hizo viral y en la que aparecía la canciller alemana, Angela Merkel, y otros líderes confrontándole.
“Terminamos la reunión, todo el mundo estaba realmente contento, y accedí a firmar algo”, comentó Trump. “Y, en efecto, la foto con Angela Merkel, con quien me llevo muy bien, en la que estoy sentado (…) estábamos esperando el documento, porque quería ver los cambios del documento final”.

Trump dijo que decidió apartarse del comunicado final tras ver la conferencia final de Trudeau, en la que advirtió que Canadá no será amedrentado con aranceles.