Sin negociar el orden, Alcaldía busca diálogo con los gremiales

Después de la movilización más o menos concurrida llevada a cabo por el sector gremial próximo a Adriana Romero, la secretaria de Desarrollo Económico y Productivo, María Elena Bautista, ratifica predisposición de diálogo con los gremiales pero advirtió que no está en juego modificar la idea de reordenar la ciudad y que cada sector ocupe el lugar correspondiente.

“Nosotros como municipio no vamos a dar marcha atrás en lo que significa el tema de reordenamiento de la ciudad, más bien hacemos un llamado para que la federación se una para que podamos trabajar y ver el bien común de todos los ciudadanos y no solo de un sector, por lo que estamos dispuestos al diálogo y escucharlos pero sobre todo seguir trabajando como lo seguíamos haciendo”, expresó Bautista.

La movilización gremial, que partió del Mercado Campesino y llegó hasta la plaza Luis de Fuentes, en el centro de la ciudad de Tarija, tenía por objeto rechazar los hechos acaecidos el 26 de mayo cuando los gremiales, a pesar de los acuerdos firmados, exigieron instalarse en la calle Sucre para vender productos por el Día de la Madre, una práctica que se lleva haciendo por años, desde la gestión del ex alcalde Óscar Montes. La gestión de Rodrigo Paz decidió acabar con estas prácticas de ventas callejeras en lugares públicos por las demandas de los ciudadanos, que lo criticaban. Durante la pugna del 26 de mayo, en el que los gremiales perdieron el día en lugar de instalarse en la Feria habilitada y promocionada en el parque Temático, entraron en tensión esas dos visiones.

“Lamentamos profundamente los hechos suscitados el pasado 26 de Mayo en el cual ya habían acuerdos firmados, ya había un trabajo previo no de una semana si no de varios meses y años atrás en los cuales el sector gremial se comprometía a trasladar la feria del 27 de Mayo al parque temático este año, inclusive han hecho conocer sus propuestas en cuanto al apoyo que ellos requerían y como municipio se logró cumplir”, manifestó.

Por otra parte Bautista aseguró que la feria en el parque temático se desarrolló con éxito tanto que tres de las siete asociaciones estuvieron presentes logrando vender casi toda la mercadería; así también expresó que se identificaron infiltrados en las movilizaciones que perseguían intereses políticos

“Lamentamos que en las movilizaciones hubieron actores que perseguían intereses políticos, evidenciamos la presencia de infiltrados en los grupos, la prensa es testigo que los agredidos física y verbalmente han sido los propios funcionarios municipales”, finalizó Bautista.

Cruce de denuncias
Para Adriana Romero, que amenazó con instalar un paro masificado y tomar otras medidas, con la decisión de no permitir la venta del 26 de mayo se perjudicó a su sector, además de que se cometieron actos de abuso policial y de funcionarios.

Por otro lado, la mañana del lunes también se denunciaron actos de abuso de los manifestantes, que, según las mismas, obligaron al cierre de comercios a través de diferentes técnicas.

“Una de las marchistas que no pude reconocer, le tiró con una piedra a mi hijo en la frente de la cabeza y continuaron tirando piedras por un rato más a mi tienda y las demás que estaban abiertas, por lo cual formalicé mi denuncia contra la señora Adriana Romero presidente de los gremiales, porque ella fue quién organizó esta marcha y sus marchistas tiraron las piedras en contra mía y de mi hijo que tiene 2 años” declaró Ramiro Guerrero Flores, padre del menor y comerciante que tiene su negocio en la calle Comercio dentro de la zona del Mercado Campesino.

Gremiales no aceptarán amenazas

La dirigente del sector gremial, Adriana Romero, advirtió que desde el municipio se estarían realizando presiones contra los gremiales que han participado en la movilización y que, por tanto, han cerrado su puesto en un Mercado Municipal.

Al respecto Romero, mencionó que “si en algún momento, vemos, escuchamos o sabemos que una secretaria está amenazando a un compañero gremial por cerrar su puesto, tomaremos otras medidas”.

Desde la Secretaría se negó este extremo y se aseguró que los gremiales seguirán ocupando los puestos en los mercados.