Perú: Indignación por la reacción del presidente Martín Vizcarra tras el asesinato de una joven

El mandatario peruano presentó sus condolencias a la familia explicando que "a veces esos son los designios de la vida". Los activistas y las redes sociales han criticado duramente su postura.

Presidente del Perú/Encuentro

Numerosos activistas por los derechos de las mujeres en Perú han manifestado su indignación después de que el presidente del país, Martín Vizcarra, reaccionara al asesinato de una mujer quemada por su agresor diciendo a su familia que se sentía “apenado”, pero que “a veces esos son los designios de la vida”.

La mujer es Eyvi Agreda, que murió el viernes a causa de las graves infecciones provocadas por un brutal ataque incendiario sufrido en abril a manos de un agresor que la roció con gasolina y le prendió fuego. El 60% del cuerpo de la mujer quedó cubierto de quemaduras de segundo y tercer grado. Según informa The Guardian, el asaltante de Agreda, Carlos Hualpa, perpetró su ataque en el interior de un autobús, tras decirle a la víctima: “Si no eres mía, entonces no serás de nadie”. Según la familia de la mujer asesinada, Hualpa había estado acosándola durante dos años, pero la Policía no reaccionó a las denuncias.

El pasado viernes, el presidente Vizcarra ofreció sus condolencias a los familiares de Agreda, pero lo hizo de una manera que resultó controvertida: tras exigir una sentencia de cadena perpetua para Hualpa y declararse “apenado” por lo sucedido, agregó que “a veces así es la vida y tenemos que aceptarla”. Varias figuras políticas del país criticaron en las redes sociales la reacción del presidente. Entre ellas se encuentra el congresista Alberto de Belaunde que atribuyó el hecho a la “violencia machista”:

La lideresa del partido Nuevo Perú, Verónika Mendoza, también se sumó a las críticas a Vizcarra,  y quiso aclarar que no fue el “designio de la vida” lo que mató a la joven Eyvi: “La mató Carlos Huallpa pero también el machismoen el Estado y en la sociedad”, zanjó Mendoza.

 


Otros usuarios de la red social también expresaron su indignación tras las polémicas declaraciones del mandatario peruano:

 

Al día siguiente, el propio Martín Vizcarra utilizaba también su cuenta de Twitter para matizar sus palabras, poniendo énfasis en la necesidad de un “cambio” en los “patrones culturales que justifican estas situaciones”.

 


El presunto asesino, Carlos Hualpa, cumple ya prisión preventiva en un centro penitenciario.

Tomado de RT