Niña de víctima de abuso en Sucre recibe la atención médica

Imagen ilustrativa.

Debido al caso de la niña quien fue víctima de abuso el pasado 9 de julio en el barrio Yurc Yurac en Sucre, Aldeas Infantiles SOS, en coordinación con la Defensoría 3 de la Niñez de Sucre inició el apoyo a la familia de la niña mediante el servicio de Contención Familiar que implementa con familias en alto riesgo de desprotección de niños y niñas.

La niña recibe la atención médica necesaria y, junto a su familia, iniciará el proceso de recuperación, así como el apoyo en todo el procedimiento legal. El caso que conmocionó a Sucre referido al abuso cometido contra una niña de 9 años que padece síndrome de Down suma a una larga lista de casos donde niños y niñas se encuentran en situaciones de riesgo que derivan en su mayoría en casos cada vez más dramáticos.

 

Me Importan: nuestra premisa por la infancia

La campaña Me Importan de Aldeas Infantiles SOS, iniciada en junio, deriva justamente de la necesidad de proponer alternativas que ayuden en la prevención de riesgos, su esencia radica en la construcción conjunta con todos los actores sociales para proponer soluciones en todos los ámbitos.

“La larga lista de infanticidios, desprotección, negligencia o abusos cometidos contra niños y niñas es un efecto de los vacíos existentes en varios ámbitos de la sociedad. Sólo una conciencia colectiva sobre la necesidad de brindar respuestas que mejoren la situación de la infancia es la que previene que más situaciones como éstas ocurran. Por ello seguimos en campaña para alzar la voz por los niños y niñas, por ello extremamos esfuerzos por dar una respuesta ahora. Por ello decimos Me Importan y queremos que se sume toda la sociedad”; sostuvo la gerente de Aldeas Infantiles SOS en Sucre, Paola Chirino.

 

Las cifras de una problemática que duele

De acuerdo al estudio nacional que Aldeas Infantiles SOS realizó en 2017, sólo en Chuquisaca, los datos de la problemática revelan que 69.104 niños y niñas están en riesgo de perder el cuidado de sus familias; 12.017 ya no viven con sus padres; 5.513 viven con personas con las que no tienen parentesco y 699 viven en centros de acogida.

También te invitamos a leer:

Morales pide sanción ejemplar para el hombre que violó a una niña down