Implantes subdérmicos y DIU, anticonceptivos más usados

De los seis anticonceptivos gratuitos disponibles en los centros de salud y hospitales, el implante subdérmico, conocido como chip y el Dispositivo Intrauterino (DIU) o “T” de cobre, son los más usados por las mujeres en Tarija, así lo muestran los reportes del Servicio Departamental de Salud (Sedes).

Entre los métodos anticonceptivos gratuitos y accesibles están las ampollas, píldoras, la “T” de cobre, el implante subdérmico y el condón femenino y masculino. Cualquiera de ellos es colocado previa consejería e información de profesionales del área. Además está la ligadura de trompas, que por el momento se lo realiza en el Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJD). Los médicos del área sostienen que cualquiera que se use es positivo, pues con ello se garantiza que no haya embarazos no planificados.

Para el responsable del Programa Madre-Niño, Wilber Leytón, Tarija y Santa cruz es donde las mujeres jóvenes optan más por los métodos modernos. Un ejemplo de ello es que solo en el 2017 se realizaron 1.800 implantes subdérmicos, en el caso del primer departamento mencionado. Eso es considerado como un número alto, si se toma en cuenta que no se capacitó a los profesionales en todos los municipios y es un anticonceptivo nuevo.
El galeno sostuvo que el implante se trata de un dispositivo que libera hormonas de manera gradual en el organismo. Cumple la función de evitar la ovulación, pero también engrosa el moco cervical para que el espermatozoide no pueda pasar y se produzca la gestación.

El responsable de la Unidad de Ginecología del HRSJD, Elvio Fernández, explicó que tanto la vacuna como el chip, condiciona a que en el tiempo que lo usen no haya menstruación, pero eso no debe asustar porque no significa que se genere un tumor o la mujer se vuelva estéril.

En ese sentido, indicó que es posible que en los primeros meses haya un poco de sangrado frecuente en los primeros tres meses, pero luego el cuerpo se adecua y se suspende el periodo. Luego, cuando la persona decide quitarse el dispositivo después de un tiempo, puede ser que la menstruación tarde en volver, pero eso no significa que nunca volverá a tener hijos. Todo eso sucede porque así actúan los anticonceptivos hormonales.
Fernández asegura que todos los anticonceptivos, si son usados correctamente, tienen una eficacia de evitar el embarazo de más del 97 por ciento, en el restante porcentaje puede fallar, pero esto a causa de un uso incorrecto.

“A veces piensan que los métodos se pueden colocar en cualquier momento -comentó el ginecólogo- es recomendable que los anticonceptivos hormonales sean colocados cuando la mujer está en sus últimos días de menstruación, así se corrobora que la mujer no esté embarazada”.
Leyton también ratificó lo que dijo Fernández, por lo que sostuvo que algunos médicos piden el test de embarazo, así verificar que la persona no esté embarazada. De lo contrario, si está en gestación, la menstruación se suspenderá y la mujer se dará cuenta que procreó un bebé cuando esté con el vientre grande.
En cuanto a la DIU, la cartilla de Salud Sexual y Reproductiva que difunde el Ministerio de Salud, especifica que la “T” de cobre es un objeto de plástico, flexible, rodeado de hilos de cobre. Éste debilita los espermatozoides e impide que llegue a las Trompas de Falopio, así evitar el embarazo.

Entre los beneficios está que no interfiere con el coito ni con la lactancia, puede descontinuarse su uso en cualquier momento y es un método con tiempo de vida hasta 12 años. Además, tiene una efectividad del 99,4 por ciento, eso significa menos de un embarazo por cada 100 mujeres que usan ese anticonceptivo. Cuando se lo usa más del periodo de tiempo señalado, la efectividad disminuye a un 98 por ciento.

ANTICONCEPTIVO MÁS USADO Y SUS EFECTOS

Wilber Leytón
Tarija y Santa cruz es donde las mujeres jóvenes optan más por los métodos modernos. Un ejemplo de ello es que solo en el 2017 se realizó 1.800 implantes subdérmicos, en el caso del primer departamento. Eso es considerado como alto.

Elvio Fernández
Tanto la vacuna como el chip, condiciona a que en el tiempo que lo usen no haya menstruación, pero eso no debe asustar porque no significa que se genere un tumor o la mujer se vuelva estéril, solo se trata de efectos propios de esos métodos.