¡Habla sobre dinero con tus hijos!

Lo sé, lo sé, los niños deberían ser niños y no deberían tener que preocuparse por cosas de adultos y, desde luego, no deberían estresarse por problemas de dinero. Bueno, soy economista y ya enseño más de 13 años economía familiar y realmente estoy en desacuerdo.

Muchos dan a sus hijos la idea de que el mundo es un lugar perfecto y los dejan crecer en un mundo aparentemente perfecto, donde no hay problemas ni restricciones. El dinero nunca es un problema y compra todo lo que uno desea. Esta es una mala idea. Creo que subestimamos la capacidad de los niños para enfrentar las dificultades. Aprender a lidiar con la administración del dinero es una parte importante del crecimiento. Con el dinero viene la capacidad de tomar las decisiones correctas para hoy y para el futuro. Si usted, como padre, les da dinero de bolsillo semanalmente a sus hijos para que ellos puedan decidir en qué quieren gastarlo, ya obtienen la habilidad para decidir qué es lo mejor entre gastar o ahorrar.

 

Bill Gates dijo una vez: “La vida no es justa, acostúmbrate a ella”. Como buen científico también verifiqué algunas estadísticas y se ha demostrado que si los padres enseñan a sus hijos desde pequeños que el ahorro es importante y les da una cantidad semanal de dinero que ellos mismos pueden decidir cómo gastar, tendrán 50% – 70% menos de problemas con pagos y deudas! Además, el 35% tendrá menos problemas para lidiar con la economía diaria. Entonces, ¿no vale la pena exponer a su hijo a la gestión de sus finanzas y economía a partir de la edad de cuatro años?

Otro aspecto que necesita atención especial es hacer que nuestros niños sean resistentes a las tentaciones creadas por el marketing contemporáneo. Las nuevas técnicas definen exactamente lo que les gusta a los niños, dónde y cómo hacer publicidad y no podemos desconectar esas exposiciones. ¿Con qué frecuencia nuestros niños nos piden que compremos un determinado juguete solo por verlo en un comercial?. Los padres sabemos que solo jugarán con él unos días después de lo cual desaparece en un agujero negro. Hable con su hijo al respecto y explique la técnica que utilizan esos tipos de marketing para convencerlos y que en realidad están siendo engañados.

En resumen, enséñeles a sus hijos sobre el dinero, ¡probablemente sea la mejor inversión que haga para sus hijos!

* Arnold Hagens, Magister en Negocios Internacionales