Asesinan a un periodista cuando salía de su casa

El periodista Juan Carlos Huerta, del estado mexicano de Tabasco (sureste), fue asesinado a balazos ayer martes cuando salía de su domicilio en un suburbio de la ciudad de Villahermosa, informó el gobierno estatal.
“Es un nuevo crimen que lamento mucho (…) en el caso de Juan Carlos se trataba de un comunicador líder (…). Puede decirse un amigo”, dijo a la prensa el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez.
Núñez manifestó que todavía es muy pronto para saber el móvil del crimen pero sí adelantó que no se trató de un robo sino que llegaron a ejecutarle cuando se disponía a subir a su carro.
El gobernador lamentó el asesinato de un “comunicador líder en su ámbito” al que también calificó de “amigo”. Señaló que las autoridades lograron identificar un vehículo negro desde donde atentaron contra él, que se han reforzado las medidas de seguridad en el municipio y en el estado y que los tres niveles de gobierno ya cooperan para esclarecer el crimen.
Según el recuento del Comité para la Protección de Periodistas, al menos otros 32 informadores han sido asesinados desde que el presidente Enrique Peña Nieto llegó al poder en diciembre del 2012 y en 16 de los casos se ha podido confirmar que el móvil del homicidio fue su labor periodística.
Según las organizaciones Reporteros sin Fronteras y Artículo 19, este año ya habían sido asesinados tres periodistas; Huerta sería el cuarto. En el 2017 fueron ultimados al menos 11.
El asesinato de Huerta se produce al cumplirse un año del asesinato de Javier Valdez, un periodista especializado en narcotráfico reconocido internacionalmente y que fue ultimado a balazos a plena luz del día en su natal Culiacán, en el estado de Sinaloa, donde actúan poderosos grupos del narcotráfico.
Según medios mexicanos, Huerta era un periodista de radio y televisión de 45 años. Deja una esposa y dos hijos.
Núñez explicó que se han cerrado los accesos de la ciudad en la búsqueda del vehículo en el que viajaban los atacantes de Huerta.
El cuerpo del periodista ya fue trasladado al servicio médico forense de la fiscalía de Tabasco.